Guía práctica para el embalaje de objetos frágiles

Guía práctica para el embalaje de objetos frágiles

Es muy frecuente tener ciertas dudas sobre como empacar nuestras pertenecías al momento de una mudanza. Nos preguntamos desde que tipo de materiales utilizar, si cajas o bolsas , si papel burbuja o periódico, hasta como embalar los objetos más frágiles que necesitan de un cuidado especial.

Y es que por ejemplo, platos, copas, el juego de té que lleva generaciones en la familia… son objetos que requieren de una manipulación especial y de ciertos cuidados para poder garantizar que lleguen en una pieza y sin grietas al destino final.

Para logarlo, muchas veces pensamos que unos papeles doblados, algo de ropa o un poco de plástico de burbujas será suficiente. A veces algunos creen que sólo con marcar la caja como frágil llegará perfecta a destino. Pero la verdad es que proteger los objetos frágiles requiere de una gran preparación.

Una caja, aunque esté marcada como frágil, va a pasar por una serie de puntos de distribución y viajará en vehículos junto a mucho más material, y por ello es importante protegerlas como es debido. Los expertos en material de embalaje de Bvpack nos explican cómo.

¿A qué artículos se les considera más frágiles a la hora de transportar?

Por lo general son dos tipos de objetos: los de materiales delicados, como cristal o cerámica, y los artículos electrónicos. 

Esto es importante saberlo para poder identificarlos y escoger el material de embalaje adecuado según cada uno de ellos. No obstante, en cualquier caso siempre es fundamental contar con: papel de periódico, papel film y plástico de burbujas. Tampoco pueden faltar cajas y cinta adhesiva.

Tipos de embalaje, ¿cuál debo usar?

Los embalajes pueden tener diferentes categorías según el grado de contacto con la mercancía y se clasifican en:

  • Primarios: contacto directo con la mercancía
  • Secundarios: Transporte de productos que tienen el envase primario
  • Terciarios: transporte embalajes de tipos secundarios

Asimismo, el material puede ser de madera, vidrio, cartón o plástico, espuma, metal o papel entre otros. Además que existen una serie de envases tales como contenedores para grandes volúmenes de carga, las plataformas como palets o las grandes bolsas y sacos.

De entre estos, el material adecuado para embalar dependerá de las  necesidades en concreto que se quieran cubrir, por lo que debes comenzar analizando  detenidamente cada material para ver cómo se adapta a tus requerimientos. Aquí, los más utilizados:

  • ·Acondicionadores interiores para embalaje

Son protectores y separadores que pueden ser de cartón de nido de abeja o espumas para reforzar la protección frente a los impactos y aportar una mayor seguridad, como en el caso de los marcos de espuma que rodean los televisores.

Estos tiene la ventaja de que los puedes encargar  con una forma determinada o con formatos estándar y es aplicable en diversos sectores.

  • Cajas de Cartón, madera o isotérmicas

Las cajas de cartón se emplean como envase primario, secundario o terciario y se encuentran en materiales adaptados a cada tipo de sector o producto.

  • Cartón para embalaje

El cartón ofrece una absorción extra de los impactos. El más utilizado es el ondulado, y cuenta con un precio muy económico.

 Asimismo, se puede reciclar y reutilizar para ahorrar costes, contribuir con el desarrollo sostenible y mejorar la imagen corporativa respecto al medioambiente.

  • Embalajes de Madera

La madera ofrece una protección barata y eficiente. Aunque para la exportación internacional es necesario que sea tratada con un producto desinfectante, tal y como indica la normativa europea.

  • Esquineras y cantoneras

Las esquineras y cantoneras se emplean para aportar estabilidad en las cargas y proteger las aristas de la mercancía a la hora de colocar el fleje.

Tienen forma de ‘v’ o ‘u’, se colocan en las esquinas o salientes y se pueden encontrar en diferentes materiales.

  • Film transparente

El film estirable se utiliza para la paletización de la mercancía y es empleado por diversas máquinas como las envolvedoras, encapuchadoras o los hornos de retracción.

  • Flejes

Los flejes son esenciales en el proceso de flejado para acordonar la mercancía. Se pueden encontrar en diferentes materiales: metal, poliéster y PET según las necesidades de la carga. El fleje de metal, por ejemplo, es utilizado en el transporte de mercancía pesada.

  • Mallas tubulares

Las mallas tubulares ofrecen una protección individual para piezas frágiles y con formas especiales. Estas mallas tienen una flexibilidad que se adapta al volumen del producto para protegerlo de los impactos.

Como ves, hay multitud de opciones distintas para elegir, y eso que no las detallamos todas. Por ejemplo, algunas otras que podemos mencionar, aunque no explicaremos a detalle son:  

  • Papel de embalaje
  • Papel de burbujas
  • Precintos de Seguridad
  • Relleno
  • Sobres y tubos para envíos

Así, su elección depende del tipo de objeto que necesites transportar y el nivel de cuidado que este implique.

El paso a paso para embalar objetos frágiles

Hay tres pasos esenciales para garantizar el estado de un envío de objetos frágiles: envolver, proteger y embalar. Cada uno requiere de unos materiales concretos y debe hacerse tomando en cuenta ciertos cuidados, los cuales aprenderemos a continuación.

  • Primer paso: envolver

Para envolver lo más recomendable es usar el plástico de burbujas, es barato, fácil de encontrar y de manejar; aunque si es verdad que existen otros materiales con el mismo fin como el film de espuma y el papel de embalaje. 

Se debe envolver uno por uno todos los artículos frágiles, ya que si los envolvemos en gruposo por parejas, estos pueden golpearse entre sí.

  • Segundo paso: proteger

Una vez los hayamos envuelto, toca protegerlos tomando en cuenta las siguientes consideraciones:

  • La ropa no sirve. Puede que algún tejido especialmente acolchado ayude pero no garantiza que el envío llegue en buenas condiciones. Es mejor utilizar las bolsas de aire, el porexpan, el envoltorio de burbujas, los perfiles y cantonerasy los materiales específicos para protección antiestatica, de productos químicos, deshidratantes y demás.
  • Debemos procurar rellenar los huecos del embalaje con dicho material o en algunos casos, incluso, utilizar papel para los huecos que queden en la caja.
  • Tercer paso: embalar

Finalmente, el embalaje es igual de importante y hay que estar conscientes de que cualquier material no nos servirá, debemos utilizar cajas resistentes y duraderas.

Para este fin, una caja de cartón nos puede servir solo si es del tipo coarrugado. Las cajas de cartón delgadas se desgastan y deshacen con facilidad. Tampoco es recomendable utilizar dos cajas delgadas una dentro de otra.

Las cajas resistentes no son difíciles de encontrar, por ejemplo, en los comercios suelen tener buenas cajas para poder recibir sus productos. Una vez que las consigas, debes tener cuidado al cerrarlas, utilizando cinta de embalar, de la clásica marrón, u otras que sean igual de fuertes. El celo sólo sirve para sobres y papel y no mantendrá la caja bien cerrada, con las consecuencias que esto puede tener para el contenido.

Otros consejos útiles para embalar objetos frágiles

Aunque ya te explicamos los tres pasos necesarios para un embalaje seguro, siempre es bueno contar con algunos consejos útiles que aplican los expertos para asegurar la carga. Estos son:

  • Siempre utiliza cajas seguras. Volvemos a hacer hincapié en que las cajas en la que empaques los artículos frágiles deben estar fabricadas en un cartón firme y resistente. Y una vez llenas, deben quedar bien cerradas por todos sus lados: si una caja se desmonta o se desfonda durante el traslado, las consecuencias pueden ser irreparables.
  • Crea una buena base. En el fondo de cada caja se debe colocar una base amortiguadora, como bolas de papel de periódico o revistas, o cartones de envases de huevos sobre todo si la caja no contiene objetos muy pesados.
  • Embala los objetos frágiles  por separado. Como dijimos en un punto anterior, se debe embalar cada objeto frágil independientemente. Así evitarás así que choquen y se rompan. Cuanto más delicada sea cada pieza, mayor será el cuidado con el que envolverla.
  • Asegúrate que todo quede bien fijado dentro de las cajas . Esto para evitar que los objetos bailen dentro de la caja. Deben quedar bien sujetos evitando huecos libres, para lo que será conveniente rellénala de algún material ligero y resistente (papel, espuma de poliuretano, poliestireno, etc.).
  • Empaca los artículos electrónicos en las cajas adecuadas. Los objetos electrónicos, sobre todo los televisores, conviene transportados en la caja original del producto. Si no la conservas, trata de simular su protección con piezas de poliestireno dentro de una caja de las dimensiones apropiadas y ciérrala bien con precinto.
  • Anota FRÁGIL en la caja.  También es útil  hacer otras anotaciones como el sentido en el que conviene colocarla, si hay que evitar colocar bultos encima, etc.
  • Apóyate en productos especializados. Existen productos de embalaje especializados en objetos frágiles que, de adquirirlos, pueden de ser de mucha utilidad para protegerlos como quieres.

Por último, te advertimos que en el mundo del transporte a veces no hay nada seguro. Las compañías de transporte no pueden garantizar la integridad completa en un envío que ha sido protegido por el cliente, por  lo que igual siempre es conveniente tomar otras medidas para salvaguardar tus bienes como los seguros de transporte y los inventarios.

7 octubre, 2021