El transporte, la mejor articulación de una economía

El transporte, la mejor articulación de una economía

Es cierto que todas las actividades son importantes para que se produzca un correcto desarrollo de nuestra economía. A poca gente le cabe alguna duda al respecto. Pero hay que tener algo más en cuenta y es que hay actividades que son de una importancia sustancial para un país como el nuestro. Seguro que conocéis varios ejemplos. El turismo, sin ir más lejos, es uno de ellos. La construcción también lo es. Tanto que su derrumbe causó la crisis económica que comenzó en el año 2007 y que ha jugado una mala pasada a millones de españoles.

En los párrafos que siguen, os vamos a hablar de una cuestión que tiene una importancia tremenda en lo que se refiere a la articulación económica de España. Hablamos de una actividad como el transporte de mercancías, algo de lo que depende un enorme porcentaje de las empresas de este país y que no puede faltar jamás. Desde luego, a nadie le cabe la menor duda de que esta cuestión es clave a la hora de mantener el sistema económico que tenemos en la actualidad. Y es que esta actividad es una de las explicaciones de la evolución, a mejor, de la economía nacional.

La importancia del transporte reside en las cifras que nos está dejando el sector en los últimos meses. Vamos a hacer referencia a una noticia que fue publicada en uno de los portales web especializados del sector, Cadena de Suministro. La cifra de negocio del sector logístico y de transporte creció, en lo que respecta al año 2018, un 5’6%. Se trata de un crecimiento importante y que explica la recuperación de muchas de las empresas que conforman nuestra economía, con independencia de cuál sea su sector de producción.

Y es que la demanda de transportes crece a un buen ritmo, en parte auspiciada por el transporte internacional. Este es uno de los puntos a los que hace referencia una noticia de Autónomos en Ruta, otro de los portales web de referencia del sector y que es positivo con la situación en la que se encuentra el negocio del transporte en un momento como en el que nos encontramos. Y es que no cabe la menor duda de que, si las previsiones son positivas, las posibilidades de crecimiento son bastante más fuertes que en otro tipo de situaciones.

Que el transporte de mercancías funcione correctamente es vital para una economía que se precie. Se trata de una de las actividades primordiales en una sociedad porque es la que articula, en buena medida, las diferentes actividades de las empresas que forman parte de dicha economía. El transporte de mercancías, además, ha prestado una mano muy importante a las empresas españolas a salir de la crisis. Así lo consideran los profesionales de Cargolink, una entidad dedicada al transporte internacional de mercancías por carretera. Han sido ellos los que nos han comentado que la exportación de mercancías ha crecido en nuestro país y que eso ha sido clave para que nuestras empresas ganen una competitividad continental.

Las mejoras tecnológicas, fundamentales para ganar competitividad

Hay una cosa que es evidente en lo que tiene que ver con este sector de producción, y es que, cuanto mayores sean los avances tecnológicos, mayor será esa competitividad de las empresas españolas que hemos comentado. Es evidente que, en un momento como el actual, el transporte es más seguro y más rápido, algo que juega un papel muy importante a la hora de que la gente confíe en este tipo de empresas. Y es que garantizar esa rapidez y esa seguridad es algo que vale su peso en oro en los momentos que corren.

De hecho, hoy en día parece que un valor como lo es la rapidez cuenta incluso más que el precio para las personas. Por eso hay numerosas compañías que están tratando de competir no solo en lo que respecta al valor de sus productos, sino en lo que tiene que ver con el tiempo en el que entregan sus mercancías. Ahí es donde reside, en un momento como en el que nos encontramos, la confianza de la gente. Y ahí es donde reside la importancia del transporte en la actualidad.

Desde luego, una cosa está clara: nadie puede negar la importancia que tiene un servicio como este. Ni la que ha tenido a lo largo de la Historia. Un país que ve reducida sus prestaciones en lo que tiene que ver con el transporte de mercancías es un país que está condenado a la más absoluta ruina. Por eso hay que cuidar de cuestiones como estas. Son inversiones no solo de futuro, sino también de presente. De eso no queda ninguna duda. Y quien las sepa gestionar bien, tendrá mucho ganado de cara a los próximos años.

8 noviembre, 2019