Hevia Fotógrafos, la tercera familia de la boda

Hevia Fotógrafos, la tercera familia de la boda

Uno de los aspectos que más se tienen en cuenta en las bodas, son los reportajes gráficos. Afortunadamente los de ahora nada tienen que ver con los antes. Muchos más modernos, espontáneos y amoldados a las nuevas tecnologías. Las tradicionales empresas de fotografía nupcial se han sabido reinventar. Como por ejemplo es el caso de la empresa que analizamos hoy, Hevia Fotógrafos.  Si normalmente en las bodas está la familia del novio y la familia de la novia, ahora habrá que dejar hueco para el tercer lado del triángulo, la familia de los fotógrafos.

Se trata de un equipo, de una familia dedicada  desde siempre, pues esto que viene de sus antepasados, a la fotografía. Aman su profesión, y eso se nota en que sienten cada cada imagen, se involucran con cada historia, se emocionan, y por supuesto disfrutan de un día tan especial. Pero sobre todo aportamos la seguridad que dan muchos años de profesión, siempre estudiando, avanzando, e intentando ofrecer las últimas novedades, tienen la ventaja de ser un equipo joven y dinámico, en el que cada miembro tiene una misión o una parcela, a la que se dedica en cuerpo y alma.

Cuentan con productora propia de video, laboratorio profesional, y lo más importante, unos profesionales altamente cualificados, y siempre de casa, sin subcontratas ni aprendices. Ya que no es la primera vez que cuando los novios acuden a la presentación hablan con unos profesionales, y posteriormente a la boda, se presentan otros.

Su zona de trabajo se encuentra entre Arriondas y Llanes, pero no ponen cerco a su profesionalidad y se adaptan a lo que sea. A ellos les gusta denominarse  “fotógrafos de personas, de historias”, por lo que su especialidad son los reportajes de boda, asi como el estudio, y las comuniones, los niños tienen un lugar muy destacado. También hacen publicidad, que es una faceta que en los últimos tiempos está pegando con fuerza.

Cuidan especialmente la luz, las composiciones limpias, directas y elegantes, y lo más importante… buscan ese instante mágico, donde los sentimientos fluyen, los captan, y los hacen de esta manera eternos. Nada puede dejarse a la casualidad en el día más especial de dos personas.

Cuidado de los detalles

Preboda, boda y postboda. Este empresa de fotografía está presente en todos los momentos. Si además tienes la suerte de casarte en Asturias, prepárate para tener un marco incomparable. Un paraíso natural, como dice el eslogan de la campaña de turismo, que tiene paisajes de ensueño, donde el color es una maravilla y que fotografiar es un disfrute. Además, en mi caso, el lugar donde también realicé la despedida de soltero, con todo un festín gastronómico.

En una de las post boda, decidieron subir alto, casi pudieron tocar los picos de Europa y hasta las nubes, el sol también quiso estar presente en la cita, y lo hizo con ganas, pero en semejantes paisajes y sobre todo con la predisposición, complicidad y ganas de los novios, al final estas sesiones se hacen cortas.

Si quieres disfrutar de una empresa de fotógrafos como mucha profesionalidad, no dudes en ponerte en contacto con ellos.

28 Julio, 2016