Ahora que muy poca gente puede salir de casa, en concreto solo las personas cuyas tareas laborales son esenciales para luchar contra este virus que nos afecta a todo el mundo o aquellas que trabajan en sectores prioritarios como los transportistas o los medios de comunicación, es clave tener una tienda online para que todos aquellos autónomos que se han visto obligados a bajar la persiana no pierdan todo durante estos días. Y es que con la prohibición de salir a la calle son muchas las empresas que han visto como sus ingresos llegaban a los cero euros mensuales, mientras que las compañías que venden sus productos a través de la red, en mayor o menor medida, han podido mantener buena parte de sus ingresos. Esto se debe a que, entre otros, las compañías de reparto a domicilio se mantienen abiertas por lo que las webs pueden seguir ofreciendo y repartiendo sus productos a todos aquellos clientes que lo deseen. Al menos esto es lo que ocurre dentro de nuestras fronteras, puesto que, en otros países como Francia, el gobierno ha obligado a gigantes del comercio online como Amazon a distribuir solo aquello que sea necesario, como alimentos, ropa o productos de higiene.
Seguir Leyendo