Que España es un país turístico es algo obvio que sabemos todos, y da igual la provincia en la que te encuentres porque, aunque lógicamente hay algunas con más tradición que otras, tanto en la costa como en el interior podemos encontrar cientos de “guiris” visitando museos, monumentos, senderos naturales y playas costeras. Por otro lado, el auge por “renovar” lo antiguo ha traído consigo que grandes cadenas hoteleras, e incluso que pequeños empresarios, reformaran antiguas viviendas, palacios y castillos con el fin de convertir estas estancias en fantásticos alojamientos y todo esto, unido en toda su magnitud, ha traído consigo una inversión generalizada de más de tres mil millones de euros en reformas hoteleras.
Seguir Leyendo