En los últimos años el aumento de mascotas en los hogares ha crecido de manera exponencial. Muchas personas se han dado cuenta de que contar con un animal en casa provoca un montón de beneficios. Se ha despertado un movimiento animalista que nos hace sentir orgullosos. Ahora bien, es cierto que la sociedad todavía no está muy preparada para esta situación. Son muchos establecimientos y servicios que no tienen los medios para poder atenderles. Incluso, la prohibición (que feo suena esta palabra) está muy vigente.
Seguir Leyendo