TPV´s para empresas

TPV´s para empresas

Últimamente parece que las cadenas de televisión han dejado de emitir los programas de televisión en los que se mostraba como se realizaban subastas de trasteros. En estos trasteros se podían encontrar verdaderas reliquias, que cuando eran tasadas sacaban a la luz una gran historia que se traducía en sustanciales sumas de dinero.

Una de las máquinas de la historia que más interés atrae son las cajas registradoras, ya que su aparición a finales del siglo XIX supuso un gran avance. De hecho, cuando fueron inventadas pocos comerciantes podían comprarlas, ya que eran realmente cara, y su uso se restringía a banqueros o a dueños de salones con mucho dinero.

A lo largo de la historia hemos avanzado mucho respecto a los avances en máquinas registradoras, llegando hasta el punto de que los pagos se pueden realizar sin necesidad de una persona que cobre los productos. De hecho, cada tienda tiene un Terminal Punto de Venta (de ahora en adelante TPV), y es una pieza fundamental para muchos negocios debido a su hardware y a su software.

Hoy vamos a tratar sobre un tema muy importante y poco conocido, y es cómo los TPV favorecen las ventas, reducen los costes y ayudan a tener un control más exacto sobre el stock y el flujo de dinero. El porqué de este artículo es claro, y es que, a pesar de todo, todavía existen muchos negocios que usan la libreta para apuntar las ventas del día.

Los beneficios del TPV

Hay tres motivos principales por los que es necesario disponer de un TPV hoy en día, en primer lugar favorece las ventas, en segundo lugar reduce los costes y en tercer lugar facilita la mayor rotación de activos. Vamos a ir desgranando cada motivo y explicándole con el detalle que se requiere.

El TPV es una herramienta que permite promover el crecimiento de los precios de venta, ya que permite detectar la demanda de un producto y aumentar los precios dentro de una horquilla porcentual establecida. Esto es muy importante de cara a las ventas online, ya que permite llevar a cabo las ventas mediante tarjeta. Y también es importante de cara a las campañas especiales, sobre todo ahora que se aproxima el Black Friday.

Los costes pueden llegar a reducirse mediante el TPV al reducirse el tiempo del cobro. Actualmente el personal es uno de los elementos del presupuesto que más dinero cuesta a las empresas, y el pago mediante teléfonos móviles con la tecnología NFC, así como los pagos con tarjetas sin contacto son muy comunes hoy en día. Sustituir algunos puestos de trabajo mediante cajas automáticas ayudaría a reducir los costes, teniendo que amortizar la inversión del TPV.

La rotación del activo nos marca la cantidad de dinero que obtenemos por una inversión realizada, de manera que hay que intentar aumentar las ventas con menos inversiones. Esto es fácil de detectar con un TPV, ya que el pago fácil, rápido y seguro que se produce en estos dispositivos son un aliciente para detectar las ventas.

Si estás interesado en hacerte con un TPV para tu empresa, no dejes de mirar los que ofrece TPVdata, empresa de soluciones integrales de servicios informáticos ubicada en Barcelona, que dispone de una tienda online en la que encontrar todo tipo de TPV y software, así como diferentes periféricos.

En conclusión, hemos visto como tener un TPV es un requisito para ser competitivos hoy en día, ya que sin el se están perdiendo clientes.

 

31 octubre, 2017