Las mejores furgonetas de Galicia

Las mejores furgonetas de Galicia

Una muy buena idea para pasar unas vacaciones en pareja inolvidables, consiste en hacerse con una furgoneta. Esta es una estupenda elección si lo que deseas es conocer pequeños pueblecitos costeros, visitar playas, pequeñas localidades de pocos habitantes… no así si lo que tenías en mente era viajar a grandes ciudades, super pobladas y con una gran afluencia turística. Es esta, además, una opción económica, ya que te permite dormir en tu medio de transporte de forma gratuita en los diversos espacios destinados a ello, o pagar un camping, que siempre será más barato que pagar un apartamento, una chalet o un hotel. También ahorrarás en comida, ya que puedes hacerlo en el interior de la caravana o en el lugar que quieras, pues suelen contar con cocina, por norma general, y si no siempre queda la opción del camping gas.

Estos viajes sirven para fortalecer los lazos de unión y te permiten conocer a muchas personas, ya sean habitantes de los diferentes pueblos que visitas, turistas o compañeros de acampada. Algunas de estas amistades pueden perdurar en el tiempo, lo cual es muy enriquecedor.

Además, la sensación de paz y de contacto con la naturaleza es incomparable, y te permitirá disfrutar de paisajes de excepción.

Una de las dudas que les surgen a las personas que deciden hacer un viaje en furgoneta, es si deberían alquilarla o comprarla. Pues bien, en mi opinión, si es la primera vez que vas hacerlo o si no sabes si te convencerá la experiencia, lo mejor es que pruebes primero alquilando una, y ya después, si te gusta, comprar la tuya propia.

Furgonetas a la última, que puedes alquilar desde 1 a 60 días, las encontrarás en Mouronte, una empresa lucense, que cuenta con las mejores marcas de automóviles (turismos y comerciales). Además, esta empresa, consciente de que el futuro exige una innovación constante, pretende ampliar su oferta cubriendo mayores divisiones.

La “furgo”, alquilarla o comprarla

El precio de una furgoneta nueva, no es precisamente reducido y varía en función del modelo y sus prestaciones, aunque siempre tienes la opción de comprar una de segunda mano. Aun así supone una inversión significativa, que no todos los bolsillos se pueden permitir.

A la compra de la furgoneta hay que añadirle el gasto del seguro, impuesto de circulación, ITV, etc…

La furgoneta también va a reclamar revisiones, reparaciones, sustituciones de piezas, en fin, requiere un mantenimiento regular, que también genera gastos. Además necesitará dormir en un garaje, ya que no puedes dejarla aparcada en la calle.

Vemos pues, como la compra de una furgoneta supone una importante cantidad de gastos adicionales, por lo que si no sabes si seguirás necesitándola en un futuro cercano, o si no sabes si te gustará viajar así, es mejor que la alquiles. Pero si por el contrario eres una persona a la que encantan este tipo de experiencias, lo mejor sería hacerse con una de segunda mano.

Alquilar una furgoneta, por tanto, es la mejor opción si eres un principiante. El alquiler te permitirá ahorrarte todos esos gastos derivados de la compra.

Claro que el alquiler de la “furgo”, tampoco es gratis ni barato y deberás dejar una cierta cantidad en depósito.

Ahora que has visto las diferentes opciones, sus ventajas y desventajas, no te precipites y elige la opción que más te convenga.

23 Agosto, 2016