La estética, un negocio en auge

La estética, un negocio en auge

Si hay algo que todos debemos tener claro como empresarios es que la estética vende. Da igual el producto del  que estemos hablando o el servicio que pretendamos más, si es bonito mucho mejor. Esta cultura tan superficial no es nueva pero sí parece más acentuada en la última década y con nuestro físico no iba a ser diferente, por eso las clínicas de cirugía y medicina estética son todo un reclamo de éxito en la actualidad.

Versátil, centro de estética, es un centro de estética en Logroño con varios años de experiencia que nos confirma que su volumen de trabajo ha crecido, exponencialmente, en estos últimos años. Pero según estos expertos, el problema no radica en que la población sea más cuidadosa con su físico o en que quiera verse mejor, sino en que han proliferado, aprovechando la situación, innumerables clínicas estéticas suyos “profesionales” dejan mucho que desear.

Abaratan costes usando productos y materiales mediocres que, al principio ofrecen un resultado óptimo pero que, a la larga, demuestran su calidad produciendo terribles consecuencias.

shutterstock_327800033reducida

Pésimos profesionales

Por culpa de profesionales de la medicina estética “poco profesionales” Carmen B.G. tuvo que estar tres años sin poner sus piernas al sol. Decidió someterse a un tratamiento de fotodepilación en un centro de “No más vello”. La operaria de la máquina de fotodepilación le aplicó un calor de 30 julios, excesivo para la piel bronceada de Carmen, y tuvo que acudir directamente a urgencias dermatológicas de hospital más cercano. Obviamente la mujer denunció los hechos en los tribunales y una sentencia del juzgado de lo penal número 21 de Madrid le ha dado la razón por lo que la acusada debe abonar 6000 euros a la clienta damnificada por las secuelas provocadas, así como otros 1260 euros por sus lesiones.

El problema, a nuestro entender, radica en que nuestra ley permite que ciertas personas con una titulación mínima manejen máquinas que van a cambiar, aunque sea mínimamente nuestro cuerpo. Por eso nosotros siempre aconsejamos a todos los usuarios que si quieren realizarse cualquier tratamiento se pongan en manos de un médico y experto profesional en una clínica con facultativos reales.

Ahora bien, dejando a un lado el tema de las clínicas fraudulentas, la realidad es que montar u negocio dentro del sector de la estética puede ser, ahora mismo, sinónimo de éxito. La moda de las uñas con manicura permanente está pegando fuerte, drenajes linfáticos, fotodepilación, tratamientos de adelgazamiento. Da igual el área en la que nos movamos porque todo tiene cabida dentro de este mundo superficial así que no descartéis tan a la ligera meteros en un negocio de este tipo para ver crecer vuestros ingresos a final de mes.

22 Abril, 2016