¿Es un buen momento para invertir en una franquicia?

¿Es un buen momento para invertir en una franquicia?

Cualquier momento puede ser bueno para invertir siempre que se tenga una buena idea y se haya encontrado un nicho de mercado con posibilidades. Actualmente, la franquicia sigue siendo una buena opción para los emprendedores, es una manera más segura de invertir, contando con el apoyo de un franquiciador, aprovechando la fuerza de una marca conocida y un modelo de negocio ya experimentado.

En España, el 42 % de las franquicias corresponden al sector de venta al detalle, el 22 % a hostelería y el 19 % a servicios, datos facilitados por el portal Top franquicias donde se puede encontrar un directorio bastante completo de las franquicias en España.

Intereses personales y económicos

A la hora de invertir en una franquicia se han de tener en cuenta aspectos personales, económicos y empresariales. En primer lugar es conveniente que el negocio responda a nuestros intereses personales y a nuestra capacidad de trabajo, pero hemos de ser conscientes de que la franquicia es una alianza que limitará nuestra independencia y nos obligará a asumir las directrices del franquiciador.

Desde el unto de vista económico, hemos de valorar que se trata de una inversión y conocer bien los riesgos y las obligaciones económicas que ello supone: canon de entrada, royalties, publicidad, acondicionamiento del local, etc. Por ello, no estaría de más asesorarse bien a fondo antes de tomar la decisión. Además habría que comprobar si la enseña franquiciadora tiene acuerdos de financiación con los bancos.

Desde el punto de vista empresarial, hemos de sopesar bien todos los pros y los contras del paso que vamos a dar. Lo más obvio es reunir toda la información posible sobre la franquicia en cuestión, su concepto de negocio, su solvencia económica, su implantación en el sector y su implicación en la gestión. Su idea de negocio ha de tener un éxito probado y una rentabilidad constatable. Para conocerla mejor, podemos incluso desplazarnos a la sede central de la franquicia o contrastar información con otros franquiciados. La falta de transparencia del franquiciador nunca es una buena señal.  Asimismo hemos de comprobar si el franquiciador dispone de la estructura suficiente para proporcionar apoyo y asistencia a su red de franquicias.

Hemos de comprobar también si el sector o el segmento en el que opera la franquicia tiene posibilidades reales de negocio. En Internet no será difícil seguir la evolución que ha tenido en los últimos años. Ello nos puede orientar sobre las expectativas de negocio, pero hemos de tener en cuenta que una evolución negativa de un sector no significa necesariamente que no haya posibilidades de negocio. También será importante estudiar la ubicación del establecimiento y las condiciones de exclusividad que ofrece la franquicia.

shutterstock_366619994reducida

Franquicias en auge

Uno de los sectores donde más se han expandido las franquicias es en el de la hostelería. En este caso es tan importante la reputación de la marca, como el formato elegido y la ubicación del establecimiento. En los últimos tiempos, en los sectores de hostelería y alimentación están proliferando también las franquicias de baja inversión o low cost que tanto éxito tienen. Hay que tener en cuenta que este tipo de franquicias representan la mitad de las existentes en España. La inversión en estos establecimientos no supera los 60.000 euros. Actualmente operan en España 26 enseñas del sector de hostelería y 11 de alimentación. Un segmento especializado serían las franquicias de nutrición deportiva, salud y fitness como Cerezo Sport.

También están en auge las franquicias de estética y belleza, y en general los servicios de cuidado personal, que además requieren inversiones limitadas. Las claves para que funcionen los negocios de este tipo son ofrecer unos servicios diversificados y saber combinar las técnicas de estética con el cuidado personal.

El desarrollo del comercio electrónico puede abrir buenas perspectivas de negocio en el futuro para las franquicias de mensajería y transporte, bajo las cuales se podrían cobijar muchos operadores locales de este sector. Para tener éxito se necesita contar con un buen soporte informático y logístico.

El aumento de los hogares unipersonales y el trabajo de la mujer fuera de casa están provocando las expansión de las franquicias autoservicio como WashUp, un sector muy implantado en Estados Unidos que ahora tiene también mucha demanda en España, donde tradicionalmente ha habido muchas reticencias a lavar la ropa fuera de casa. Y es que las  máquinas de las lavanderías autoservicio permiten lavar hasta 15 kg de ropa en menos de una hora.

Hoy existen en España unas 60 franquicias de ropa infantil, entre las cuales figuran firmas multinacionales muy conocidas en el sector como Grupo Reprepol. Algunas funcionan con un doble concepto de tienda: monomarca y multimarca. En algunos casos se ofrece la posibilidad de personalizar el diseño de las tiendas.

14 abril, 2016

Deja un comentario