Coaching para empresas, fundamental como elemento motivador

Coaching para empresas, fundamental como elemento motivador

El coaching está cada día más de moda, y no es de extrañar, ya que esta novedosa manera de motivar al personal de una organización, ofrece muy buenos resultados, ya que abre la mente a nuevas alternativas y ofreciendo una visión mucho más amplia del mundo y de la forma de desenvolverse en el mismo. Para este fin, el coach enseñará a las personas a abrir su mente y enfrentarse a la realidad desde otra perspectiva, ofreciéndole las herramientas para hacerlo y ayudándoles a sacar lo mejor que llevan dentro, a ser más seguras y a tomar mejores decisiones en un escenario más amplio de actuación.

Y así el coach definirá cada objetivo, cada meta de la empresa en cuestión, así como la metodología de trabajo a seguir por cada miembro de la organización.

El coaching se basa en la programación neurolingüística (PNL) que defiende que existen 3 formas de conocer la realidad y percibir el mundo que nos rodea, en base a ciertas cualidades o a cierto tipo de personalidad, algo parecido a las 3 partes del alma de Platón o a las facciones de Divergentes. Estas 3 partes de nuestra psique serían para la PNL la visual, la quinestésica y la auditiva, y en función de la que más domine en nuestro interior, estaremos predispuestos a dar un tipo de respuesta u otro.

El coach no pretende enseñar en ningún momento a la persona el tipo de respuesta que debe dar en una determinada situación, sino todo lo contrario. De lo que se trata es de que ésta encuentre por sí misma la solución en cada caso, una especie de mayéutica socrática.

Facthum es una consultoría que ofrece coaching para dar soluciones concretas a las empresas que así lo soliciten. Su División Consultora de Recursos Humanos integra los equipos humanos y los recursos técnicos con las otras divisiones del grupo, la de medición y evaluación, la de formación y desarrollo y la de tecnología e innovación, con los que desarrolla proyectos globales del Factor Humano, aportando equipos altamente especializados para implementar soluciones integrales de consultoría de personas y organización.

Para qué sirve el coaching

La finalidad del coaching es mejorar los resultados del personal implicado en la organización, pero también se puede aplicar en otros contextos, ya sea para mejorar las relaciones familiares, de pareja, con los compañeros y compañeras de trabajo, para gestionar el estrés, para aumentar la autoestima e incluso puede practicarse con menores.

La misión del coach es por tanto ayudar al desarrollo de las potencialidades de sus clientes y clientas, en este caso, la empresa. Por un lado cambia la forma de actuación de la organización y promueve el trabajo en equipo y el compañerismo, con la consecuente mejora de resultados. Y por el otro, puede servir para cambiar la forma de gestión de la calidad empresarial y pasar de una organización piramidal a otra basada en procesos, en la que la participación de todo el equipo como  una unidad es fundamental.

Much@s directivos se ven incapaces de sacar el mejor partido de sus empleados a pesar de su cualificación, de líder o de comunicarse con sus subordinados de manera eficaz. Y es aquí donde la figura del coach se hace necesaria.

3 octubre, 2017