Buenos tiempos para las piscinas

Buenos tiempos para las piscinas

Hace unos meses estuve presente en las Primeras Jornada Abiertas ASOFAP, organizadas por la Asociación Española de Profesionales del Sector Piscinas, y la verdad es que se hizo un importante análisis de la situación que está viviendo el sector de las piscinas en España. Como titular os puedo dejar que lo peor ha pasado y que muchas empresas han sabido capear la crisis gracias a su innovación.

La cifra de negocio en 2015 creció un 6% respecto al ejercicio anterior, alcanzando una facturación de 864 millones de euros. Además, con un parque estimado de 1,1 millones de instalaciones, España es el segundo país de Europa con más piscinas construidas y se consolida dentro del Top 5 mundial, y es que para algunos lo de construir piscinas en todo un arte.

Eso sí, en el otro lado de la balanza tenemos el envejecimiento del parque español. Debido al estancamiento en la construcción, un 60,5% de las piscinas del país superan los 10 años de antigüedad. Por ello, más que por la nueva construcción, las empresas deben apostar por la reforma y la renovación, así como por la instalación de accesorios y complementos más sostenibles y sofisticados.

Un claro ejemplo lo tenemos en Piscinas DTP, que han sabido dotar a las piscinas de los últimos avances del sector. Así, cuentan con un equipo altamente cualificado en el diseño, construcción e instalación de piscinas de fibra de poliéster, con las máximas garantías de seguridad y calidad. Y han aprovechado la crisis para abrir mirar, y afianzarse en Francia, Portugal y Marruecos.

Otro de los datos que me resultaron muy llamativos es el perfil del usuario de una piscina, que permanece asociada al disfrute familiar pero se aprecia un crecimiento espectacular de consumidores motivados por el wellness, una tendencia que ha aumentado un 36,6% desde 2011. El cliente confía en los profesionales, pero el sector debe innovar y ofrecer productos con valor añadido, que permitan disfrutar más de la piscina.

Piscinas públicas

A este gran parque residencial, hay que añadir, además, las cerca de 40.000 piscinas públicas que se calcula existen en España. En este grupo se encuentran las piscinas de hoteles, campings y otros establecimientos turísticos, balnearios, centros de spa, instalaciones municipales, centros deportivos con zona de agua y parques acuáticos y recreativos, entre otros.  Datos que reflejan que el sector está más vivo que nunca.

Para terminar os dejo una curiosidad, se estima que en verano, se dedican 85 minutos a la semana para tener a punto la piscina. Asimismo los accesorios y complementos de las piscinas son muy básicos lo que incide en el consumo de agua y energía, tiempo dedicado a su mantenimiento y experiencia de uso. La iluminación es el equipamiento mayoritario: tres de cada cuatro piscinas tienen algún sistema instalado. Pero menos de la mitad tienen sistemas automáticos de tratamiento de agua; un 44,6% robots automáticos limpia fondos, un 37,8% protectores/cubiertas y sólo 1 de cada cuatro tiene algún sistema de seguridad. Apenas hay instalados sistemas de ahorro energético o de agua; calefacción por bomba de calor o energía solar o nado contracorriente.

12 junio, 2016